Monday, January 21, 2013

"El caso es que... su existencia me perturba tanto, madre.
Parece una niña de verdad. Y alguna vez lo fue.

Cuando estudias robótica lo primero que aprendes es a no hacer nunca robots de apariencia humana.

Y a jamás, pase lo que pase, usar seres vivos de ninguna clase como base o parte de uno.

No existe tabú más grande que este que tengo frente a mi.


Y sin embargo... confieso que me fascina tanto como me horroriza."



Primera Anterior Siguiente Ultima

3 comments:

Pazuzo said...

"...Y sin embargo... confieso que me fascina tanto como me horroriza." Que hermosas palabras aquellas, me gusto bastante esa emocion.

Toru said...

Es precioso. Mucho mucho. Dibujo, historia, narración. Precioso.

Rocío said...

El famoso valle inquietante...

Post a Comment